viernes, 1 de marzo de 2013


Y hasta aquí el fin de la primera parte de la muerte de Lauren, doy gracias a las que han leído mi pequeña novela, la segunda parte puede que la haga más larga, espero que os haya gustado y que la hayáis disfrutado. 

No es una historia tan buena como otras muchas, pero me gusta escribir, así que ¿por qué no seguir con la historia?  si la queréis leer el siguiente blog será este: 

todosigueadelante.blogspot.com 

Espero que os guste mi próxima parte y una vez más: ¡gracias!


  




Capítulo 20

Robert no sigue, se queda callado. No entiendo nada... Voy hacia él y le voy a besar pero Alice nos interrumpe:

-¡NO! No lo hagas Lauren.

-¿Por qué? le he besado otras veces.

-Pues porque...

-No se lo digas- dice Robert, su cara cambia. No es el mismo tiene los ojos inyectados en sangre e iluminados, su cuerpo cambia y su rabia se propaga por todo su ser. ¿Qué le ha pasado? 

-Lauren- me dice Alice- el es un demonio.- esas palabras se clavan en mi cabeza. DEMONIO. El corazón me late más deprisa, quiero correr o pellizcarme para ver si todo esto es un sueño.

-¿Cómo qué es un demonio?

-Es un demonio... roba almas... mata a personas para robarles el alma. 

-Pero si era tu amigo.

-Me amenazó, Lauren. Con la muerte.- entonces comprendí aquella conversación en la habitación de Robert entre Alice y él 'NO LE DIGAS NADA'... Mi mundo se destruye. ¿Qué...? 

-Pero él me quiere... ¿no es así Robert? 

-No- dice con una voz completamente diferente, ya no es el Robert dulce y cariñoso de antes- te utilicé. Tu estabas enamorada de mí y eso complicaba las cosas, pero para mí,ja. Cada víctima es un reto.-¿cada víctima es un reto? Entonces Alice dice algo que termina por destrozar mi corazón hasta dejarlo roto en pedazos...

-Lauren- hace una pausa- Robert fue tu asesino.- ya está, el fin de mi mundo, caigo de rodillas, Robert se acerca a mí e intenta cogerme del cuello, pero Alice lo intercepta a tiempo y lo tira, se ven enfrentados el uno al otro.

-¡Alice no!- pero Alice no me oye, o al menos no lo suficiente, Alice le coge y lo tira, le da varios golpes muy fuertes, pero claramente él es más fuerte que ella y le da un golpe que... podría acabar con su existencia. 

Voy corriendo hacia ella que está tirada en el suelo, Robert observa con una sonrisa maliciosa. Me levanto y de la rabia le doy un golpe a él.Le sangra la nariz y se levanta con más rabia, me tira. Alice intenta levantarse y... es en vano... pero... al final lo consigue. Le da más golpe casi hasta matarlo. 

Robert la coge y... ¡la deja inconsciente! voy hacia ella no se despierta... pero respira... lloro. Voy a Robert le doy las últimas palizas antes de matarla con más rabia que nunca y es que nunca he deseado tanto matar a nadie... Definitivamente lo mato. Y de mí salen... ¡alas! esa era mi cuenta pendiente. Intento despertar a Alice de nuevo para contárselo. NO, NO, NO. ¡No despierta joder! La llevo corriendo al hospital... o a algún sitio dónde alguien la cure... Al fin llegamos a un hospital dónde la intentan reanimar, no despierta. Me dicen que está en coma. Que no saben cuando despertará. Les digo que me quiero quedar pero me dicen que me vaya y que mañana vuelva. Intento hacer todo lo posible por estar con ella pero me tienen cogida... 

¿Si? Pues ahora verán lo que pienso yo de mis alas... cuando salgo fuera corro mientras me arranco hasta la última pluma de mis alas... no me importa el dolor y el sufrimiento... solo quiero que Alice despierte. Caigo de rodillas y me desmayo. Siento que todo se desvanece por completo... oigo a gente gritar mi nombre, pero ya no importa... 


jueves, 28 de febrero de 2013


Capítulo 19

He dado vueltas por toda la ciudad, son las cinco de la tarde y me vuelvo al cielo esta tarde inspeccionaré en la biblioteca. Alice me ha prometido que bajará a la Tierra conmigo allá a las séis. 

---------------------------------------------------------------------

Son las séis de la tarde, Alice y yo nos vamos. Vamos al mismo portal y esta vez aterrizamos en la terraza de una casa. Alice me sube encima de ella y volamos ya que ella tiene las alas y yo no). Volamos por toda la ciudad y vamos otra vez a mi casa, intenta ayudarme haciéndome recordar recuerdos del pasado. Al final acabo contándole toda mi vida... Volvemos al cielo y vamos a la biblioteca, vamos investigando en libros sobre como conseguir las alas pero nada... Intento ser positiva pero es en vano... cada libro que paso es una decepción nuevo y sé que aunque Alice me lo oculte ella está preocupada por mí.

Harry se acerca y le pregunto por Robert, me dice que no lo ha visto, así que se une a nosotras en la búsqueda a mi respuesta.  NADA. Necesito descansar pero no debo, sigo (perdón) seguimos buscando. 

Al cabo de unas cuatro horas decido parar. Tengo que aceptar que es el fin. Alice me echa la regañina del siglo y yo me limito a responder sus palabras despotricadas contra mí con silencio.

-¡Lauren! ¿¡es qué no lo ves!? ¡tienes qué intentarlo!- me dice llorando. Al final le respondo:

-Alice, lo he intentado TODO y lo sabes, no hay nada que hacer ¿vale? ¡acéptalo de una vez!  ¿quieres? ¡se acabó! Alice, se acabó.- me voy corriendo y lloro, lloro más que nunca. 

 Pueden haberme ocurrido millones de cosas horribles, pero esta es una de las peores. No por el hecho de que desaparezca, si no por el hecho de que perderé a lo que más me importa en esta mundo a parte de mi familia: a mis amigos y a mi novio. No lo puede creer, después de luchar y luchar. Voy hacia el campo dónde Robert y yo estábamos. Pienso en ir a el y despedirme, no puedo. No puedo hacerle esto. Me echará una bronca peor que la de Alice y le haré daño. Y es que esto es muy difícil.

Se acerca alguien detrás de mí. Me giro y veo a Robert. Me dice:

-Lauren, tengo que decirte una cosa...

miércoles, 27 de febrero de 2013


Capítulo 18

Siento los nervios y la adrenalina en el cuerpo. Hecho a correr y llego hasta aquel campo donde Robert y yo fuimos. Me siento a al sombra de un árbol a esperar que todo pase. Organizo mis pensamientos, intento encontrar algo, por ahora NADA. Ni amigos, ni novio, ¡ya lo tengo todo! ¿Qué más espera el universo de mí? ¿Esperar a qué me pudra en aquella oscuridad sin fin? ¿A qué olvide a mi familia? 

Me levanto, y aspiro todo el aire que puedo, quizás puedo buscar respuestas en otro sitio. Vuelvo al 'instituto' por ponerle algún nombre a aquel horrendo lugar (o al menos me parecía eso ahora). Voy buscando a Alice y al fin la encuentro, está en la biblioteca. Voy hacia ella y me la llevo sin darle ningún tipo de explicación. Ella rechista, pero yo no respondo a ninguna de sus preguntas, como: '¿adónde vamos?' o '¿qué quieres?' Al fin llegamos a un sitio lo bastante apartado y le cuento TODO. 

Al final me quedó más a gusto, y ella decide ayudarme (al menos algo marcha bien), aunque supongo que vista la situación y es mi amiga... aun así lo valoro mucho.

Me dice que podría ir otra vez a la tierra, quizá recordará allí mejor todo o buscar en mi mente... decido la primera opción, ya que la segunda ya está fuera de mi alcance (me he podido romper el cerebro a pensar). 

Me despido y voy hacia el portal de nuevo, me tiro y caigo sobre el asfalto, esta vez no tan frío como la otra vez que vine a la Tierra. Voy paseando por la ciudad a plena luz del día y me sigue sorprendiendo como la gente no me ve. Es... extraño. Llego a mi antiguo hogar de nuevo. Me cuelo por mi ventana que está abierta (curiosamente) y descubro que mi cuarto ya no es lo que era, se ha convertido en una especie de estudio. Siento el impulso de llorar, pero no lo hago, tarde o temprano tenía que pasar... aunque descubro que mi vida ya no volverá a ser la de antes... definitivamente y más que nunca siento que soy un ángel.

Capítulo 17

Hoy es la batalla de bandas. El domingo no hice gran cosa. Estoy algo nerviosa por todo esto... tanta gente...

Después de una larga lista de gente, nos toca salir. Camino temblando, parezco un flan... me intento relajar y la música suena. No puedo cantar... sigue sonando la música... así que comienza a cantar Harry mientras Alice y Robert tocan los instrumentos. Estoy rígida en una parte del escenario. Intento calmarme de nuevo. La gente se empieza a reír de mi, me empiezo a cabrear y canto. Todos se quedan boquiabiertos, supongo que esperaban que me echara a correr llorando. No soy de esas. Al final de la canción la gente aplaude y me animo. 

No ha estado mal después de todo. Nos vamos a nuestro vestuario donde nos cambiamos y me pongo la ropa de antes: una sudadera, unos vaqueros y unas zapatillas. Al salir, la gente nos felicita y nos dan besos y abrazos. Por mi parte no sé que decir. 

---------------------------------------------------------------------

Me despierto después del día de ayer y pienso: 'no soy la misma de antes'... desde que Robert y yo salimos no soy la misma. Esta semana será aburrida. Tenemos demasiados exámenes. No podre quedar con Robert. Pero hay algo que se me olvida... no con... ¡mi cuenta pendiente! me visto corriendo y voy hacia la oficina otra vez. Preguntándome de nuevo que hice mal, no e conseguido mis alas y se me ha olvidado hace tiempo...

Está abierta, entro y voy hacia la señora que me atendió el primer día. Antes de que hable ya lo hace ella:

-¿Ya has superado tu cuenta?

-No.-digo asustada.

-Tienes que hacerlo ya, el plazo se te agota. Dentro de, 48 horas.- Oh dios mio... ¡48 horas! no puedo... siento que el mundo se me viene encima... ¿qué hago? 

martes, 26 de febrero de 2013


Capítulo 16

Hoy me despierto después de esa noche tan estupenda. No estoy en mi habitación, si  no en la de Robert. No recuerdo mucho de anoche y me duele la cabeza. Lo despierto. El me cuenta que al final acabamos borrachas yo y Alice, el y Harry algo, pero no tanto. Después de ir a la discoteca fuimos a casa y Harry se fue con Alice a mi habitación y yo con Robert. 

Después como es Sábado decimos ir al campo. Así que Robert y yo quedamos dentro de 15 minutos. 

Voy a mi cuarto y veo a Alice durmiendo con Harry e intento no despertarlos. Me ducho muy rápido para espabilarme y me pongo ropa cómoda. Me voy con cuidado y me dirijo donde Robert y yo hemos quedado. 

Nos vamos y tardamos unos 20 minutos en llegar. Nos tumbamos en la hierba y me recuerda a aquel sitio donde estuve al principio cuando había muerto. Aquel prado verde en el que me bañé en el lago...

Salgo de mis pensamientos cuando Robert me llama. 

-¿Qué?

-No, nada. ¿Qué piensas?

-Pues...- era la hora de contarle mi historia.- en como llegué aquí. 

-Ah. ¿Cómo moriste? 

-Pues, yo llegaba del instituto, fui a la cocina y alguien me asesinó dándome un fuerte golpe en la cabeza. No sé quien fue... Después aterricé en aquel prado y...

-¿Dices que aterrizaste en un prado?

-Sí, ¿por?

-Yo aterricé en una habitación oscura. Cada persona aterriza en un lugar diferente.

-¿Y, como moriste tu?

-Pues, no recuerdo gran cosa, pero creo que fue de un accidente de tráfico. 

-Y Alice... ¿cómo murió?

-Ella. Sufrió mucho en su vida como humana. Su padre no la trataba bien, así que un día se...-hizo una pausa- suicidó.- me quedé petrificada... Alice... dios...

-Y bien- dije yo- ¿cambiamos de tema? 

-Sí, mejor será.

-Oye.

-Dime.

-¿Sabes eso que dicen que el amor dura para siempre? 

-Sí.

-Pues creo que lo he encontrado, ya sabes, al chico que hará que esto dure para siempre.- y en ese momento me besa, el tiempo se para de nuevo, y es que con el todo, es maravilloso.


lunes, 25 de febrero de 2013


Capítulo 15

Robert me sigue besando. Llega hasta el cuello y empieza a quitarme la camiseta. Yo le bajo las manos y se lo impido. 

-Esta noche no- le susurro.

-Vale. ¿Qué quieres hacer? 

-Pues, la verdad es que me gustaría ir de fiesta también, ¿llamamos a Alice y a Harry? 

-Ok.

*Conversación telefónica*

-Hola Alice, soy Lauren.

-¡Hola!

-¿Dónde estáis?

-En la puerta de la discoteca, ¿por?

-Porque Robert y yo vamos para allá.

-¿Pero no os quedabais en la habitación? 

-No. Ha habido un cambio de planes.

-Ok. Nos vemos. Por cierto, estamos en la disco Night.

-Vale, gracias, nos vemos adiós.

-Adiós.

*Fin de la conversación*

-Nos vemos dentro de 10 minutos en la salida ¿vale?

-Ok amor, nos vemos.

Robert se va de la habitación, me arreglo. Me pongo un vestido de tubo color rojo con unos tacones a juego. Me maquillo con un pintalabios rojo, algo de colorete y me pinto los ojos. Después me cepillo el pelo y lo dejo suelto.

Cuando estoy lista cojo mi bolso y me dirijo hacia la salida.

Veo a Robert, está guapísimo. Lleva una americana azul oscuro, debajo una camiseta blanca, unos pantalones vaqueros oscuros y unas zapatillas a juego con la camiseta. 

-Guau, vas preciosa.-me pongo colorada.

-Tu tampoco vas mal.

Sin decir nada más nos vamos. Le indico el camino hasta la discoteca y cuando entramos nos encontramos a Alice y a Harry... ¡besándose! 

-Eiiii, ¡aquí!- se giran y nos miran. Se han puesto colorados.- asi que otra parejita ¿eh? ja,ja.

-Sí- dicen a la vez.

-Bueno, ¿bailamos?

-Por supuesto- dicen todos. Bailando y bailando se pasa el tiempo. Robert y Harry van a por unas copas, Alice y yo nos quedamos bailando nuestra canción favorita. 

*Conversación entre Robert y Harry*

-Las chicas son maravillosas ¿eh?- dice Harry.

-Sí, son más de lo que podemos esperar. Son maravillosas.- dice Robert.

-Venga vamos- dice Harry cuando ya tienen las copas. 

*Fin de la conversación*

Alice y yo estamos bailando, cuando se acercan los chicos con las copas. Nos vamos a una mesa y allí nos reímos mucho, bebemos copas, y cuando ponen una canción que nos gusta la bailamos. 

Y esa fue una de las noches más estupendas de mi existencia. Porque aun hay más, pero eso, ya es otra historia.